Cómo hemos creado una academia online de Marketing Digital desde cero

¿Cómo hemos montado nuestra academia online desde cero? Descubre las herramientas de e-learning que hemos valorado y nuestro proyecto formativo

Seguramente hayas visto un montón de anuncios e influencers hablando de sus cursos online, masters, academias, etc. A lo mejor te estás preguntando ¿por qué hay tantos proyectos así? o ¿cómo se crean desde cero? En esta clase os mostramos como ha sido el proceso para crear nuestra academia online de marketing digital.

La educación online es un sector en pleno crecimiento. Los datos muestran que las universidades siguen expandiendo sus programas online y añadiendo MOOCs y cursos online. Por otro lado, hemos podido ver a distintos influencers creando cursos de música, historia del arte… Pero claro, todos estos proyectos cuentan con estudios de grabación, grandes instituciones, audiencias y equipos de trabajo. Y a lo mejor tú (como yo) no dispones de esos recursos. A lo mejor tienes que empezar desde cero.

Puedes mirar tutoriales de Moodle, LearnDash o Hotmart pero eso no te va a servir de nada. Créeme, la herramienta a utilizar es el menor de tus problemas ahora mismo y en este vídeo te vamos a explicar el porqué.

Conseguir alumnos y alumnas

¡Vale! Empecemos hablando de… conseguir alumnos y alumnas. La educación ha cambiado un montón en los últimos veinte años. Los alumnos y las alumnas no solo disponen de ordenadores, tablets o smartphones en sus clases sino que muchos estudian online.

La pandemia aceleró el e-learning a saco e hizo que surgieran nuevos proyectos educativos online como setas. Con el aumento de la demanda llegó un aumento de la competencia online. Esto significa que encontrar alumnos y alumnas para tus cursos es cada vez más complicado… y caro. Por esta razón, el primer paso en el que pensamos fué conseguir alumnos y alumnas. Y para eso creamos este canal.

Si vas a nuestra sección de vídeos y te fijas en nuestras publicaciones podrás observar como vídeo tras vídeo hemos intentado aumentar nuestra audiencia. Hemos publicado clases, cursos, vídeos de opinión, directos y shorts. Hemos probado distintas estrategias y conseguido un crecimiento sostenido.

Conseguir tráfico para la academia online
Conseguir tráfico para la academia online

Aunque seguramente nos conozcas por YouTube, este no es el único canal que hemos utilizado para captar alumnos y alumnas. Hemos hecho SEO en nuestra web y trabajado en el perfil de Noe en LinkedIn, entre otras redes sociales. Todo para conseguir que cada vez seáis más.

Siempre que mis estudiantes empiezan un proyecto de Marketing Digital se obsesionan con las conversiones. De hecho, este tipo de vídeos son los que más repercusión tienen en nuestro sector, con mucha diferencia. ¡Por supuesto que lo más bonito de un proyecto es conseguir las ventas! Pero ese no es el primer paso, el primer paso debe ser conseguir la audiencia.

De hecho, el gran error del proyecto de seosve fue salir en 2020. Llevaba pensando en el canal y la academia desde 2015 pero metía tantas horas como autónoma que no me daba tiempo de trabajar para seosve.

Gestionar un proyecto en YouTube requiere constancia y eso significa meterle horas cada semana. Si no vas a poder dedicarle tiempo, mejor no empezar. Pero si quieres hacerlo, empieza lo antes posible. No hagas como hice yo y te esperes 5 años. Para entonces el sector donde te quieras meter estará ya petado y te costará mucho más conseguir la audiencia.

Verificar el proceso de conversión: El MVP

Vale. Ya tenemos seguidores en YouTube, suficientes visitas a la web y algo de repercusión en el sector. ¿Vamos a montar ya la academia, con el esfuerzo que supone? Pues no. Que tengas visitas no quiere decir que estos usuarios estén dispuestos a pagar. Es decir, que puedes estar atrayendo tráfico que no convierte o no quiere comprar lo que quieres vender.

Según Chat GPT: Un mínimo producto viable (MVP, por sus siglas en inglés) es una versión básica de un producto o servicio que cuenta con suficientes características y funcionalidades para satisfacer las necesidades fundamentales de los usuarios y validar su viabilidad en el mercado, al tiempo que se minimiza el esfuerzo y los recursos necesarios para su desarrollo. El MVP se crea con el propósito de obtener retroalimentación temprana de los usuarios y aprender de sus experiencias para iterar y mejorar el producto en futuras versiones.

Por este motivo sacamos primero las clases particulares. El procedimiento es muy sencillo: Creas una cuenta en Calendly, la conectas con Paypal (aunque es una mierda y nos gustaría probar Strype pero resulta que Paypal está más presente en países de américa latina y tiene mejores tarifas de conversión de divisas) y con tu Google Calendar. El alumno puede ver los huecos, pagar la clase y rellenar un formulario.

Este formulario me permite preparar la clase, impartir y enviar “deberes” al alumno para poder asegurarme de que ha aprendido lo que quería. No he tenido que crear una web desde cero ni implementar nada, simplemente he cogido 3 herramientas, las he combinado entre sí y me ha permitido 1º monetizar el contenido subido y 2º probar si realmente la gente está interesada en mis servicios.

Hacer una lista de funcionalidades

Una vez que he conseguido las primeras ventas con éxito ya puedo hacer una lista de funcionalidades para preparar la web del proyecto. Siempre que me llega un proyecto como autónoma los clientes suelen escribir algo así como: “Quiero una web” o “Quiero hacer SEO”. Luego cuando “escarbas” un poco más te das cuenta de todas las movidas que quieren hacer y claro, esa web que quieren es un proyecto complicadísimo que se aleja enormemente de lo que en realidad necesitan.

Si la empresa ya tiene un tiempo y hace cosas que le funcionan de forma offline, trato de pensar en cómo traducir esos procesos al online.

Por ejemplo, cuando daba clases presenciales de Marketing Digital organizaba las clases de la siguiente manera:

  1. Hacía que los alumnos se presentaran y presentaran el proyecto a desarrollar en el curso
  2. Proporcionaba los apuntes del curso
  3. Impartía las clases teóricas
  4. Proporcionaba las plantillas para realizar los ejercicios
  5. Impartía las clases prácticas
  6. Realizaba tutorizaciones personalizadas para cada alumno
  7. Les ponía exámenes
  8. Los alumnos y alumnas presentaban los trabajos
  9. Les daba tips para encontrar empleos o proyectos como freelancers

En el caso de la academia de seosve necesitábamos añadir al menos las siguientes funcionalidades:

  • Un sistema de pago por suscripción
  • La posibilidad de añadir contenidos exclusivos y early access
  • La posibilidad de descargar plantillas para realizar los ejercicios y los apuntes en pdf
  • Autoevaluaciones
  • Una comunidad privada para que se conozcan los alumnos entre sí
  • Foros para presentar proyectos
  • Y un sistema de tickets para solucionar dudas

Otras funcionalidades que nos gustaría añadir en el futuro serían:

  • Clases grupales
  • Ofertas de proyectos para freelancers
  • Ofertas de empleo
  • Certificados (a lo mejor, aunque esto aún no lo tenemos claro)

Valorando opciones

Hecha la lista de funcionalidades es hora de valorar las opciones que tenemos para cumplir con la mayor parte de ellas. Tal y como lo vemos hay 3 opciones principales que tienen tanto ventajas como desventajas.

  1. Hacer una web a medida
  2. Utilizar una herramienta externa
  3. Utilizar un CMS

Hacer una web a medida

Si tuviéramos todo el dinero del mundo o a una programadora a sueldo la solución ideal para cumplir con nuestra lista completamente sería hacer una web a medida. Es la opción más cara y la mejor pero no nos la podemos permitir. Por lo tanto, quedó descartada a la primera.

Utilizar una herramienta externa

Otra opción es utilizar una herramienta externa especializada en educación online. Sorprendentemente, algunas de las que miramos se adaptaban perfectamente a lo que necesitábamos.

Pensamos primero en Hotmart ya que contaba con la opción de tener cursos online, hacer eventos, ebooks, comunidades premium y el servicio de suscripciones. Lo cierto es que nos pareció la opción ideal hasta que leímos lo siguiente en sus términos generales de uso:

(…) al registrar un Producto y mientras sea usuario de esta plataforma, el Creador de Contenido automáticamente concede a Hotmart la licencia de uso de todos los derechos de propiedad intelectual relativos al Producto, incluso los derechos actorales, patrimoniales, de modo sublicenciable, exenta de royalties o de cualquier otra remuneración. (…) Esta licencia se otorga con carácter no exclusivo, siendo válida en todos los territorios del mundo, para todos los efectos y finalidades legales, y para todo tipo de explotación, con la finalidad de que Hotmart utilice, reproduzca, procese, adapte, modifique, traduzca, incluya subtítulos, publique, transmita, muestre o distribuya el Producto en cualquier medio o soporte, por cualquier medio de distribución, conocido o por desarrollar, dentro y fuera de la Plataforma.

No somos abogados y desconocemos si aceptar esta cláusula es legal o no en España o en otros países pero no nos hizo ninguna gracia y esta opción quedó descartada. Nos cuesta demasiado hacer nuestros contenidos como para darle los derechos a un proyecto como Hotmart. En este canal siempre os repetimos lo mismo: Leed bien la letra pequeña y ojo con las soluciones que parecen muy bonitas, porque a lo mejor no lo son tanto.

Otra de las opciones que barajamos fué Patreon. Este es un proyecto creado por YouTubers mucho más respetuoso con los derechos de autor. De hecho, han pensado expresamente en los creadores de contenido formativo y tutoriales y las tarifas del servicio no están mal. A nosotras con la Pro nos bastaba y era el 8% + algunas tarifas extra + lo que se lleva Paypal. Es un buen precio por no tener que crear y mantener una web propia.

Estuvimos a punto de hacernos un Patreon (de hecho, Ferran insistió mucho en ello). ¿Por qué no lo hicimos entonces? Porque les eché un vistazo a algunos canales de formación del sector del Marketing Digital y sus números teniendo en cuenta su audiencia no eran para tirar cohetes. Por otro lado, teniendo yo tanta experiencia creando y manteniendo páginas web ¿Por qué no crear la mía propia?

Utilizar un CMS

Esto nos lleva a la última opción: utilizar CMS. Hay varios que incluyen opciones interesantes para hacer academias online. No obstante, si utilizamos estas herramientas sin tocar el código seguramente no tengamos toda la flexibilidad que nos gustaría para el proyecto. Otra de las desventajas es que nos va a tocar mantener el proyecto a nosotras, lo que puede traer ciertas complicaciones.

Es posible que si piensas en un CMS para hacer academias online pienses automáticamente en Moodle. Haces bien. Seguramente es de los CMS de educación más utilizados y además es de código abierto. Para montar cursos es super-completo e incluye muchísimas opciones interesantes, pero el sistema de pagos es un poco lioso y no encontramos manera fácil de montar membresías.

Y esto nos condujo automáticamente al todopoderoso WordPress. El CMS que controlo más y con el que estoy más familiarizada. Para cumplir con todas las funcionalidades que necesitaba compré LearnDash y MemberPress, instalé Support Candy (que con las funciones gratuítas ya me servía) y creé una comunidad privada en Discord.

Afortunadamente, los plugins de pago tienen 30 días para probarlos ya que me di cuenta que MemberPress tenía las funcionalidades de cursos que necesitaba y podía prescindir de LearnDash. Lo cierto es que me dio pena, ya que creo que ese plugin es más completo pero no terminaba de ajustarse al sistema de suscripciones que necesitaba y el Add-On de cursos de MemberPress me era suficiente. Eso sí, me tocó traducir el plugin completamente con loco translate.

Add-On de cursos de MemberPress
Add-On de cursos de MemberPress

En realidad tardé bastante poco en montar el esqueleto de la academia y el sistema de suscripciones. Como podéis ver, tardé mucho más en preparar el proyecto e investigar las opciones disponibles. Esto me suele pasar mucho. Cuando ya tienes experiencia en la gestión de proyectos sabes que la preproducción es la clave para ahorrar tiempos innecesarios de desarrollo.

Una vez solventada la parte técnica tocaba que David subiera los materiales y ya está, academia montada.

Pruebas con alumnos: La beta

Pero de repente me entró un síndrome del impostor de la ostia. Según Chat GPT: El síndrome del impostor es una condición psicológica en la que las personas exitosas experimentan dudas y miedo a ser descubiertas como fraudulentas o incompetentes.

No es que yo me considere una persona especialmente exitosa pero me daba miedo que la academia no estuviera a la altura de lo que nuestros suscriptores esperaban de nosotras o que los precios fueran demasiado caros. O, incluso, que no se apuntara nadie.

Así que para estar segura del todo monté una beta. Según Chat GPT: «Sacar una web en beta» significa lanzar una versión preliminar o de prueba de un sitio web, que puede contener características incompletas o experimentales, con el objetivo de obtener retroalimentación de los usuarios y realizar mejoras antes de lanzar la versión final.

¿Podría haber sacado la academia directamente si no fuera una cagada de mierda? Seguramente. No obstante, el directo en el que presentamos la beta fué un exitazo del copón, nos apoyasteis un huevo y se apuntaron al estudio más de 150 personas en 2 días. Teníamos pensado hacer pruebas con 10 alumnos pero al final seleccionamos a 25 y nos han ayudado un montón.

El estudio lo monté enviando 3 correos y 2 encuestas. En el primer correo presentaba las principales funcionalidades. Tras 2 semanas envié otro correo con una encuesta preguntando por dichas funcionalidades, cómo mejorarlas y si el alumnado echaba en falta algo. A las 4 semanas de empezar la beta envié un último correo para preguntar por los precios que estaban dispuestos a pagar los alumnos.

Hemos realizado cambios en bastantes URL y estamos ya planeando funcionalidades nuevas, así como ajustando los precios. Algunas apreciaciones importantes en las que no habíamos pensado han sido:

  1. Eliminar la publicidad de los vídeos para los alumnos de la academia
  2. Indicar aquellos materiales y contenidos que son exclusivos de la academia
  3. Crear ejercicios grupales y desafíos para el canal de Discord
  4. Añadir clases grupales en directo que queden grabadas y sean sólo accesibles para suscriptores
  5. Una guía para realizar los cursos en el orden adecuado
  6. Un onboarding para cada tipo de suscripción
Cambios sacados del estudio cualitativo
Cambios sacados del estudio cualitativo

Una de mis obsesiones con la academia era no vender infoproducto sino los servicios que podría ofrecer como profesora. Sorprendentemente, muchos alumnos han pedido contenidos exclusivos por lo que terminaremos generando vídeos algo más extensos que sean sólo accesibles para suscriptores.

Es lo que tienen los estudios cualitativos con usuarios, que no siempre te dan la razón pero es importante darle a los usuarios lo que quieren en la pedida de lo posible.

La academia por dentro

Y con todo este rollo que os he metido ahora me toca enseñaros la academia por dentro y lo que podéis encontrar con cada suscripción:

  • Con la suscripción “apóyanos” podéis apoyar el proyecto, conseguir early access a los contenidos, ver los vídeos sin publicidad así como acceso a la comunidad privada.
  • Con la suscripción “autodidacta” disfrutaréis de todas las ventajas de «apóyanos», podréis descargar los apuntes en .pdf, los exámenes y las plantillas de los ejercicios y tendréis 20€ de descuento en clases particulares.
  • Con la suscripción “tutorizada” disfrutaréis de todas las ventajas de «apóyanos» y la «autodidacta» así como 10 tickets de soporte mensuales.

Comunidad Privada

La comunidad privada cuenta con las siguientes funcionalidades:

  • Presentarte al resto de alumnos y enseñar tu proyecto
  • Disfrutar de los contenidos en early access
  • Proponer temas para nuestros directos
  • Leer noticias relacionadas con el Marketing Digital
  • Encontrar las noticias y eventos relacionados con la Academia de seosve
Comunidad privada
Comunidad privada

Guía de estudio y cursos premium

En la beta una de las cosas que nos pidieron los alumnos fue crear una guía de estudio para entender mejor el orden en el que hacer los cursos y qué se aprende en cada uno. Los cursos premium cuentan además con las siguientes funcionalidades:

  • Contenidos en early access
  • Vídeos sin publicidad
  • Contenidos exclusivos
  • Plantillas para realizar los ejercicios
  • Exámenes
  • Posibilidad de descargar los .pdf del curso
Contenidos exclusivos
Contenidos exclusivos

Soporte y tutorización personalizados

Para nosotras esta es la funcionalidad más importante. Los alumnos pueden utilizar cualquiera de nuestras plantillas, subirlas a una carpeta en tu Google Drive y compartirnos el enlace. De esta manera podemos solucionar dudas y revisar ejercicios.

Tickets de soporte
Tickets de soporte

¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué? ¿Funcionará la academia? Pues sinceramente, espero que sí porque llevo 8 años preparando esto. Aunque la verdad es que no tengo ni idea. Si estáis acostumbrados a ver vídeos de influencers en el sector siempre parece que lo tienen todo controlado. Pero ¡Es mentira! Si bien los que sabemos Marketing Digital tomamos decisiones en base a datos y más o menos sabemos por donde van a ir los tiros la verdad es que la mitad de las veces no tenemos ni idea de lo que estamos haciendo. Y el que diga que sí os está mintiendo.

Metas y desafíos

Dicho lo cual, ya sabéis que en seosve nos gusta ponernos metas, KPI, SMART goals (y si no recordáis lo que es esto miraros la clase de cómo crear un plan de Marketing Digital). Estos serían los números a los que me gustaría llegar.

100 Suscriptores
Es una meta creemos alcanzable en el corto plazo. Nos ayudaría a poder invertir más horas en el crecimiento del canal y a completar las funcionalidades de la academia. Entre ellas, hacer clases en directo con los suscriptores de la tutorizada y dejarlas disponibles en diferido para los de la autodidacta.

300 Suscriptores
Esto nos daría para que David y yo pudiéramos dedicarnos full time al proyecto. Podríamos producir más contenidos exclusivos y contratar a otros profesionales para que nos ayuden a escalar.

1000 Suscriptores
Este es el número al que queremos llegar en el largo plazo, ya que nos permitiría estar full time a los 3, meter a Ferran como profe en la academia (con lo que añadiríamos toda la parte de creación de vídeos) y, básicamente, hacer el proyecto sostenible y rentable.

Es posible que vayamos limitando plazas (en especial la de suscripción tutorizada) conforme vayamos consiguiendo objetivos. Como seguramente sabéis, el proyecto lo hemos creado nosotras 100% sin becarios ni ayuda externa por lo que queremos asegurarnos de poder atender a todas las personas que necesitan tutorización. Es decir, que las plazas son limitadas (básicamente porque nuestro tiempo también lo es).

Conseguir estas metas depende de nosotros pero también depende de ti. Como verás, tienes un montón de contenido gratis y de valor en nuestro canal y nuestra web pero las horas que metemos no son gratis. Si quieres que sigamos creciendo y publicando contenidos como este, puedes entrar en nuestra academia y ayudarnos en nuestra labor pedagógica.

Si no puedes permitirte nuestras suscripciones puedes ayudarnos siguiendo nuestro canal de YouTube, comentando esta entrada y, sobre todo, compartiéndo nuestro contenido con personas a las que les pueda interesar.

Gracias por leer hasta aquí y por hacer este proyecto posible.

Trabaja en el sector del Marketing Digital desde 2007 y cuenta con estudios reglados de marketing digital, educación, diseño gráfico-web y branding. Actualmente se dedica a gestionar proyectos, dar clases y estudiar un Doctorado en Tecnologías de la Información.

2 comentarios en «Cómo hemos creado una academia online de Marketing Digital desde cero»

Espacio para dudas y comentarios

Nuestra Newsletter mola